10 mar. 2014

15 de Marzo de 2003 Dómina Zara con el Fetish Café , "I Convención Catalana sobre masculinidades, diversidad y diferencia" que organizó la Regidoria de Drets Civils de l'Ajuntament de Barcelona"

15 de Marzo de 2003 
Dómina Zara, presentada por la antropóloga, Olga Viñuales, participó en la "I Convención Catalana sobre masculinidades, diversidad y diferencia" que organizó la Regidoria de Drets Civils de l'Ajuntament de Barcelona durante los dias 13, 14, 15 y 16 de Marzo del 2003. Primero con una representación del Fetish Café el sábado dia 15 a las 11,30 de la mañana y, más tarde, de 13 a 14.30 hores en un coloquio sobre
"Los privilegios de la Dominación femenina".
Las actividades se realizaron en el CCCB












CUANDO EL BDSM ES CULTURA:
FETISH CAFE® EN EL CCCB
Los gozos privados suelen ser íntimos y muy secretos, al menos en un porcentaje muy alto. Pero en ocasiones, hay que hacerlos públicos, para que puedan ser comprendidos y aceptados por aquellos que no los conocen, o que los rechazan precisamente por esa razón. Una mentalidad abierta es capaz de llevar muy lejos al afortunado que la posee, y lo que queremos explicar es precisamente un sanísimo ejercicio de amplitud de miras, que sin duda ha marcado un hito sin precedente en la historia del BDSM en España.

Quienes estén al corriente de las actividades de Dómina Zara® saben que su espectáculo, el Fetish Café®, viene siendo parte integrante del Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona desde hace tiempo. Esta propuesta, siempre alabada, única y transgresora, que hace del BDSM un espectáculo público y sin barreras, ha dado alas a Dómina Zara para acometer proyectos mas ambiciosos, del cual el Fetish Café, como club privado y participativo, es el mas importante, pero no el único. Tras su consolidación como propuesta escénica, Dómina Zara quiso dotar a su creación con la posibilidad de la itinerancia, y arropada por su numeroso equipo, llevar al Fetish Café allá donde fuese requerido. Y las peticiones empezaron a llegar...

A principios de este año, Dómina Zara recibió una invitación formal del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, edificio anexo al famoso MACBA de la Ciudad Condal, una plataforma donde se dan cita las mas modernas tendencias artísticas y de vanguardia, y que goza de prestigio internacional. Durante los días 14 al 16 de Marzo de 2003, se iban a desarrollar en el CCB unas jornadas con el título "Masculinidades: Diversidad y Diferencia", centradas en los nuevos roles sociales y la transformación que sufren en la actualidad.

Auspiciada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Comisión de Derechos Civiles, estas jornadas incluirían conferencias, exposiciones de arte, talleres, debates, acciones artísticas y "performances" relacionadas con el tema tratado...
Y Dómina Zara había sido llamada para formar parte de ello, pues si hay un ámbito donde la masculinidad y el asunto de los roles sociales tiene una marcada diferencia, ese es el del BDSM.

Las propuestas del CCCB suelen estar a años luz de lo que entendemos por cultura "tradicional", pero la seriedad y solvencia de las entidades organizadoras nos dan a entender que la propuesta de llevar un espectáculo sadomasoquista no está exenta de riesgo.

Tras hacer todos los preparativos necesarios, llegó el día en el que el Fetish Café iba a presentarse en el CCCB, el sábado 15 de Marzo del 2003, a la temprana hora de las 11:30 de la mañana: un horario atípico para un lugar atípico.


Dómina Zara subió al escenario con total seguridad, acompañada de Vanessa, la esclava Diana y el "switch" Robert Viciús. La señora Marticia se había encargado de los detalles previos, varios esclavos personales de Dómina Zara habían colaborado activamente, y en el control técnico, Dominatrix estaba invisible, pero atento a luces, música y presentación.
 
El número que se presento ante el heterogéneo público de las jornadas fue de un hermoso lirismo, con momentos de puro éxtasis, donde no faltó el "bondage", las pinzas, el potro o la cera.

Para muchos de los asistentes, era la primera vez que presenciaban una sesión en directo, pero el interés era patente en sus rostros. La gente del CCCB confirmaría después que, de las muchas actividades simultáneas que se estaban realizando en las jornadas, la "performance" del Fetish Café fue de largo una de la que más público convocó.

El final del espectáculo, muy aplaudido, no significó que Dómina Zara abandonara el recinto, pues una hora mas tarde había convocado un debate a propósito del Fetish Café®: la buena acogida del espectáculo era patente, pero esta actividad resultó ser tan gratificante o más que la anterior.

Vestidos de calle, lejos de máscaras y trajes de código, y del todo accesibles al público, en la mesa de debate se sentaron Olga Viñuales, antropóloga y ponente de las Jornadas, Dómina Zara, Robert Viciús, Dana y Dominatrix. Tras una breve introducción sobre Dómina Zara, mediante la presentación de Olga Viñuales y la lectura de unos textos, se cedió la palabra al auditorio, que preguntó con inteligencia y buen criterio sobre lo que habían visto, y la curiosidad que en ellos suscitaba. Incluso los asistentes que reconocían no haber entendido la esencia del SM admitieron que la experiencia les había fascinado. El diálogo fue tan fluido y ameno, que se extendió media hora más de lo que se había previsto por parte de la organización.
A la vista de todo esto, el balance final que Dómina Zara hizo, no podía ser otro que el de altamente positivo

Pocas cosas pueden hacerse por normalizar el BDSM como una alternativa erótica y personal, porlo que la oportunidad brindada por el CCCB era única y se aprovechó a fondo. Dómina Zara quisiera dar las gracias mediante este artículo a Olga Viñuales, a los responsables del CCCB y el Área de Cultura del Ayuntamiento, y a su fiel equipo humano, por ayudarla a abrir esta nueva senda, primer paso de un camino que no se detiene nunca.
Dominatrix
Responsable Técnico del Fetish Café®